Al usar nuestros móviles, siempre estamos siendo espiados para obtener datos sobre nuestros hábitos e intereses. Lo que no te imaginas, es que el espía puede ser el mismo al que arrojas un tarro de bebida o el envoltorio de las galletas.

El Londres, se descubrió que varios tachos de basura interceptaban los móviles de los transeúntes, con el objetivo de conocer cuáles eran sus hábitos de navegación y por dónde se habían movido durante el día, ofreciendo publicidad personalizada.

Estos tachos de basura, interceptan la señal de los móviles
Estos tachos de basura, interceptan la señal de los móviles

Estos basureros, no son los típicos que ves en el callejón al lado de tu casa: Se trata de tachos inteligentes que se instalaron para los juegos olímpicos del 2012 y que cumplen el rol de espías.

Basureros peligrosos para la privacidad

Estos tachos de basura, pertenecen a la empresa de marketing Renew y, poseen un software especial que les permite interceptar las señales de los móviles, para obtener información sobre el uso que le dan sus dueños.

Así, desplegaban publicidad alusiva a sus actividades diarias. Por ejemplo, si la persona visitó varias tiendas de ropa, les mostrará avisos relativos a la moda, todo gracias a lo que expone el GPS de los smartphone.

Botar un tarro de gaseosa en estos tachos puede ser peligroso para tu privacidad
Botar un tarro de gaseosa en estos tachos puede ser peligroso para tu privacidad

Los basureros están ubicados en dos puntos estratégicos de la ciudad de Londres y, el director de la empresa Renew, indicó vendería los datos recolectados a cualquier persona o compañía interesada.

Ya sabes, la privacidad de tu vida diaria no lo es tanto y, cualquier cosa que tengas alrededor, por más inocente que parezca, puede ser un espía encubierto.

Fuentes: Clarín | The Verge

Publicado por Isabel Valenzuela

Periodista fanática de todo lo que tenga que ver con tecnología

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.