Son pocas las personas que están siempre felices y, la mayoría de nosotros tiende a pasar por diferentes estado de animo, que afectan nuestra vida diaria. Si le das un alto uso a tu teléfono inteligente, este podrá determinar cómo te sientes.

Microsoft trabaja en MoodScope, un proyecto con el que esperan poder adivinar el estado de animo de una persona, según cómo usa su Smartphone. Así, se miden patrones como la utilización de ciertas aplicaciones, cantidad de llamados y mensajes, entre otras cosas más.

MoodScoope
MoodScope vuelve al teléfono inteligente en un predictor de emociones

MoodScope, que está en plena etapa de desarrollo e investigación, poco a poco se ha vuelto más asertivo. Si un principio lograba dar con el estado de animo correcto en un 66% de las veces, ahora lo consigue en 93% de las ocasiones.

Los usos que tendría una herramienta como MoodScope, que es obra de Microsoft Research, son muchos: Los padres, podrán saber si su hijo está triste y llamarlo para apoyarlo y, los empleados sabrán la mejor forma de enfrentar a sus jefes, considerando el humor que tengan en determinado momento.

Aplicaciones, podrían aprovechar MoodScope para presentar música o videos de acuerdo a cómo te sientes en determinado momento.

Por el lado de la tecnología, MoodScope serviría para que aplicaciones lo utilicen para proponer contenidos al usuario de teléfonos inteligentes; desde música especial para ese momento a una película que se ajuste a las ganas que provoca determinado estado de animo.

Actualmente, 32 personas son parte de la etapa de desarrollo de MoodScope y se prestan a que se analicen sus historiales de llamadas, mensajes, uso de aplicaciones y demás labores realizadas con sus móviles.

Pasará bastante tiempo antes que una herramienta como MoodScope se utilice de forma masiva, pero es una buena señal para demostrar que los teléfonos inteligentes pueden ayudar a sobrepasar mejor el día a día.

Fuente: Wayerless

Publicado por Isabel Valenzuela

Periodista fanática de todo lo que tenga que ver con tecnología

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.